La Glasa y sus Consistencias - Cupcake Creativo

La Glasa y sus Consistencias

25/1/14


Hoy, por fin, os traigo el tutorial sobre La Glasa y sus Consistencias!!

Os recuerdo que como hoy es Viernes de Vídeo, he incluido algunos vídeos para mejorar las explicaciones sobre la consistencia de la glasa, en total hay tres :)

Nota: Debido a varios problemas (entre ellos mi pésima organización que estoy intentando mejorar, y la lentitud que sufrió youtube este viernes, por la que tardaron horas en subirse los vídeos), no he podido publicar esto hasta ahora, aunque en realidad estaba previsto para el Viernes.

La glasa la podéis usar para decorar muchas cosas, pero yo me voy a centrar en las galletas decoradas, que os recuerdo que las podéis hacer con la receta de galletas de mantequilla para decorar, y que en el blog podéis encontrar varios tutoriales de galletas decoradas con glasa.

Como ya sabéis, llevaba mucho tiempo queriendo hacer este tutorial, y por fin aquí lo tenéis! Espero que os sea de ayuda a la hora de hacer la glasa, y que resuelva todas aquellas dudas que podáis tener sobre el tema.

Vamos a ver la Receta, la Preparación junto con las distintas Consistencias, los pasos a seguir para el Coloreado, algunos aspectos sobre su Uso, y por último su Conservación.


Glasa

(Receta básica)
  • 200g de icing sugar (azúcar glas en su defecto)
  • 1 clara de huevo (pasteurizada o en polvo (albúmina), no se pueden usar huevos frescos). Yo siempre uso albúmina, siguiendo las instrucciones del paquete.
  • Agua, la cantidad dependerá de la consistencia deseada.
  • Colorante (en pasta o en gel) al gusto.
Luego, sólo tendremos que ir multiplicando la receta dependiendo de la cantidad de galletas que queramos decorar. Por ejemplo, para 30 galletas de 6,5 cm (Cómo las Galletas Pokémon) necesitaremos el doble.



Preparación: 
  1. Tamizamos en un bol el azúcar.
  2. Le añadimos la clara de huevo (pasteurizada o hecha con la albúmina siguiendo las instrucciones del paquete) y batimos durante al menos 5 minutos. Al final, obtendremos Glasa con Consistencia de Delineado.

    Deberá tener la misma consistencia que la pasta de dientes. El aspecto será el mismo que podéis ver en el vídeo.

    Un pequeño truco para saber si tiene la consistencia correcta es poner un poco de glasa en una boquilla pequeña (nº 1, 2 o 3), y probar a hacer una "X" con dos tiras de glasa. Si tenemos la consistencia perfecta, debería quedar una tira de glasa encima de la otra, sin que se llegasen a juntar. Si se juntan, la glasa está demasiado líquida, y por el contrario, si nos cuesta demasiado hacer las dos tiras, la glasa necesita un poco de agua (muy poca).

    Y aquí tenéis el primer vídeo con la demostración:



  3. Para obtener la siguiente consistencia (Glasa con Consistencia Media), deberemos ir añadiendo agua muy poco a poco, hasta dar con ella.

    Cuando tengamos esta consistencia, la glasa debe ser fluída. Si cogemos una un poco con una cuchara, y la dejamos caer, debe caer de la cuchara fácilmente, pero tardar varios segundos en unirse con el resto de la glasa.

    El truco de esta glasa es que sea lo suficientemente firme como para permitirnos hacer un cuadrado sin que este se deforme, pero a la vez lo suficientemente líquida como para que la glasa se junte en el interior del cuadrado y quede lisa.

    Esta consistencia de la glasa es la que me gusta usar a mi normalmente para decorar las galletas, porque la veo mucho más fácil que trabajar que la de delineado.

    Os dejo con el vídeo para que veáis que no es tan difícil como parece :)


  4. Para obtener Glasa con Consistencia de Relleno, sólo tenemos que seguir añadiendo agua, poco a poco, hasta que la glasa esté totalmente líquida..

    Si cogemos un poco con una cuchara, igual que antes, y la dejamos caer, se debe unir rápidamente con el resto de la glasa.



Si os equivocáis, y añadís más agua de la que deberíais para obtener alguna de las consistencias, siempre podéis añadir un poco más de icing sugar (azúcar glas en su defecto) para corregirlo. Sin embargo, el resultado es mucho mejor si obtenéis la consistencia a la primera, por eso os recomiendo ir echando el agua muy poco a poco, e ir comprobando la consistencia de la glasa.


Coloreado:

A la hora de colorear la glasa, hay varios aspectos que debéis tener en cuenta.

El primero es sin duda que el hecho de colorear la glasa le cambia la consistencia (la hace más dura). Quizás tenéis la consistencia perfecta de relleno, pero cuando le añadís el colorante obtenéis un consistencia más dura. Por eso, después de teñir la glasa lo más probable es que necesitéis ajustar la consistencia añadiendo un poquito más de agua.

El segundo es que es bastante difícil obtener los colores que queremos con la glasa. Me refiero a que necesitaremos mucho más colorante del que se necesita para teñir por ejemplo el buttercream o el fondant.

Y el tercero es que con el paso de las horas el color parece que se "asienta" en la glasa, y se vuelve más oscuro. Me ha pasado muchas veces de dar con el tono exacto, y tras un par de horas descubrir que se ha vuelto más oscuro. Por eso, debéis tener esto en cuenta a la hora de obtener el color. 

Para colorear la glasa podemos usar colorantes en pasta o en gel. Sin embargo, hay dos colores que son muy difíciles de obtener: el Rojo y el Negro. Para estos dos colores, os recomiendo usar colorante en pasta de Sugarflair "Red Extra" (Rojo Extra) para el Rojo y "Black Extra" (Negro Extra) para el Negro. Si no, sobre todo si usáis colorantes en gel de Wilton, lo máximo que conseguiréis es Rosa y Gris.

De todas formas, he leído en varios blogs que los mejores colorantes son los de Americolor, que con ellos se consiguen unos colores muy vivos, incluso con el Rojo y el Negro, y usando mucha menos cantidad de colorante, sin embargo no he tenido la ocasión de probarlos, así que no os lo puedo asegurar, pero sin duda en cuánto lo haga os comentaré los resultados.

Por último, el momento en que añadáis el colorante a la glasa dependerá de las consistencias que vayáis a usar. Si vais a usar sólo consistencia media, bastará con añadir el colorante después de lograr la consistencia (teniendo en cuenta lo que os dije antes de que seguramente después de aplicarlo tengáis que ajustar la consistencia).

En cambio, si vais a usar consistencia de delineado y de relleno, tenéis que añadir el colorante en cuánto tengáis la consistencia de delineado. En ese momento coloreáis la cantidad de glasa necesaria, y luego separáis la parte que va a ser de relleno, y le vais añadiendo agua hasta tener esta consistencia. Esto es así para que logréis tener el mismo tono en ambas consistencias, porque sino será muy difícil que volváis a dar con el mismo tono.


Uso:

Una vez tengáis todos los colores de glasa que necesitéis, observaréis que les van saliendo burbujas de aire. Es recomendable que las pinchéis, para que luego no os salgan mientras aplicáis la glasa sobre las galletas. 

De todas formas, no vais a poder evitar que alguna aparezca mientras decoráis, pero lo único que tenéis que hacer es ir pinchándolas con un palillo, a medida que aparecen, para evitar que exploten una vez que esté seca la glasa y se os formen agujeros en ella, estropeando así la decoración de la galleta.

Para usarla, con la consistencia media, yo la pongo dentro de biberones pequeños para glasa, con el que podéis ver en el segundo vídeo, que vienen con boquillas pequeñas (aunque se le pueden poner cualquier boquilla pequeña), y os lo recomiendo porque resultan muy prácticos. Sin embargo, si usáis consistencia de delineado, es mejor que uséis una manga pastelera (he visto profesionales que las usan incluso de papel, pero aún no he probado a usarlas), para que os sea más fácil aplicarla.

Una vez la apliquéis sobre la galleta, tendréis que dejarla secar al menos toda una noche hasta que podáis coger la galleta sin miedo a estropearla, ya que cuando no está seca del todo resulta muy frágil.


Conservación:

La glasa es mejor prepararla y usarla en el momento, ya que a medida que pasa el tiempo va cambiando un poco su textura, y no vuelve a ser la misma que al principio.

Sin embargo, si os sobra glasa o la hacéis para usarla al día siguiente, la podéis guardar en un tupper a temperatura ambiente. Yo la suelo meter en vasos de cristal, de estos de nocilla que todos tenemos en casa, que traen la tapa azul para taparlos.

La glasa os durará unos días a temperatura ambiente, después es mejor hacer nueva glasa porque como os digo, va cambiando la textura y ya no sirve para decorar.

Además, cuando la vayáis a volver a usar, puede que haya cambiado su consistencia, por lo que probablemente la tengáis que volver a ajustar.

Además, notaréis que, incluso os pasará mientras estáis decorando si lo hacéis durante muchas horas, que la glasa se va separando en dos partes, porque el agua se va separando del resto, y va cambiando el color. Para arreglarlo sólo tenéis que volver a remover hasta que estén otra vez completamente unidos. Tened cuidado con esto porque me ha pasado de no darme cuenta y he estropeado más de una galleta porque el color, al separarse el agua, se vuelve más fuerte, y me ha quedado con dos colores distintos.

Las galletas decoradas os pueden durar hasta 2 meses con la glasa, siempre que las conservéis bien. Yo en cuánto la glasa está seca, las meto en un bote de cristal.


Y creo que no me queda más por contaros! De todas formas si os surge alguna duda, o alguna pregunta sobre algo que se me haya olvidado contar, recordad que podéis escribirme a cupcakecreativo@gmail.com, e intentaré resolverla :)

Espero que os haya gustado el tutorial, y sobre todo que os sea de mucha ayuda!!

No olvidéis suscribiros por correo para que os avise cuando publique algo nuevo :)

Que paséis un feliz fin de semana!!



20 comentarios:

  1. Holaa!!Mil gracias por este post, es fantastico, que trucos!!Y los videos!!! Quería aprovechar para invitarte a una iniciativa de mi blog que puedes encontrar aquí!! http://maitesweetfood.blogspot.com.es/2014/01/mi-cumple-y-propuesta-de-un-segundo.html Yo aqui me quedo!! Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!
      Me alegro de que te guste!! :D
      Ahora mismo me paso por tu blog para ver esa iniciativa :)
      Un beso!!

      Eliminar
  2. Hacia mucho que no pasaba por aqui, perdoname, pero casi no tengo tiempo. Pero sigues sorprendiendome con tus recetillas, que lujo seguirte. =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte!! :)
      Me alegro de que te siga gustando el blog!! :D

      Eliminar
  3. Hola, muchas gracias por toda la explicación y por los vídeos!! hace poco fui a un taller de decoración de galletas con glasa y nos enseñaron un truquillo para eliminar las burbujas en la glasa de relleno, se trata de echar la glasa desde el cuenco donde esté preparada al biberón desde arriba, es decir, cuando vas a rellenar el biberón hacerlo como cuando escancias sidra ( bueno, no tan arriba, pero de una distancia de un palmo o así ), de ese modo al ir cayendo la glasa se van eliminando las burbujas, lo irás viendo cuando vayas volcando la glasa. Yo lo he hecho de ese modo las únicas dos veces que he decorado galletas, llevo poquito en esto, pero no me ha quedado burbujas en la glasa ni una sola vez, y es muy práctico. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra!!
      Muchísimas gracias por el truco!!! La verdad es que parece super práctico, está genial! Sin duda lo pondré en práctica la próxima vez que decore galletas!! :D
      Un saludo!!

      Eliminar
  4. Holaa¡¡ He descubierto tu blog por casualidad y me ha gustado mucho.Tienes unos tutoriales fantásticos¡¡ Tendré que verlos detenidamente todos¡¡ Gracias por compartirlos, y nos vemos por aqui¡¡ Saludos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura!
      Me alegro de que hayas llegado hasta el blog y de que te guste!! :)
      Espero que te sean de ayuda los tutoriales!! Si haces alguno me encantaría ver alguna foto de los resultados :D
      Un saludo!!

      Eliminar
  5. Gracias por este tutorial seguro que con el me decido ha hacer una galletas decoradas asignatura que tengo pendiente
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te animes a hacerlas!! :)
      Un saludo!

      Eliminar
  6. Viviana!!! Ya llegó....siiii....que ganas tenía....jejeje. Esta super bien explicado....ahora me saldrán mejor las galletitas....
    Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje sii! Siento haber tardado tanto tiempo en hacerlo Ana!!
      Me alegro muchísimo de que te guste :)

      Eliminar
  7. M ha gustado mucho este post, tengo que probarlo en cuanto tenga tiempo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando lo pruebes ya me contarás que tal! :)

      Eliminar
  8. Hola soy de Peru quisiera saber que es albuina, y con que nombre se conoce en mi pais???? gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una proteína de la clara de huevo en polvo, se usa como sustituto de las claras de huevo, ya que al no ir cocinadas es peligroso usar las claras normales.
      Pero el nombre por el que se le conoce en perú no lo se, lo siento :(
      De todas formas si no la encuentras puedes usar claras de huevo pasteurizadas.

      Eliminar
  9. hola! de casualidad di con tu blog. buenisimo! gracias por compartir tus conocimientos. Saludos, desde Argentina

    ResponderEliminar

¿Quieres que te avise si hay nuevas Recetas o Tutoriales?